Especialidades
Puerta del Sol

Instituto Oftalmológico Puerta del Sol

La salud visual que necesita está aquí

En Oftalmología Puerta del Sol contamos con destacados profesionales preparados para atender sus problemas de salud visual formados en las distintas especialidades que usted y su familia necesita.

La salud visual que necesita está aquí

En Oftalmología Puerta del Sol contamos con destacados profesionales preparados para atender sus problemas de salud visual formados en las distintas especialidades que usted y su familia necesita.

Cirugía Refractiva
Método que corrige y mejora la visión. Consiste en un conjunto de técnicas quirúrgicas las que mediante un láser de alta precisión ( Excimer) aplicado sobre la córnea o mediante el implante de lentes intraoculares, permiten al paciente que usa anteojos o lentes de contacto por padecer de miopía, astigmatismo e hipermetropía, obtener independencia de ellos , reenfocando las imágenes que vemos sobre la retina.
Córnea
Se trata de una de las estructuras anatómicas fundamentales en el proceso visual y susceptible de sufrir múltiples patologías, de tipo infecciosas, autoinmunes, degenerativas e incluso tumorales. Una de las enfermedades más importantes en nuestro medio y en el mundo es el Queratocono, en que esta estructura con forma de cúpula, transparente y sin vasos sanguíneos, se deforma y adelgaza progresivamente. No se conoce su origen, no obstante los antecedentes de alergia o el tener un familiar con esta enfermedad constituyen factores de riesgo. Su tratamiento depende estrictamente del estado de paciente. Inicialmente solo se requiere usar anteojos o lentes de contacto, pero en ciertas condiciones se requiere someterse a una cirugía, existiendo diferentes técnicas , tales como el Cross-Linking (aplicación de luz UV tipo A), implante de anillos intracorneales y finalmente el transplante de córnea.
Glaucoma
Es una enfermedad de carácter habitualmente crónico que constituye la causa de ceguera más importante en el mundo. Si bien muchas veces está asociada a un aumento de la presión ocular, también puede ocurrir en personas con presión ocular normal( Glaucoma normotensivo). La pérdida de visión se debe a un daño progresivo e irreversible de células de la retina y nervio óptico, que participan en la generación de impulsos nerviosos indispensables en la visión. Su detección es compleja dado que la enfermedad muchas veces no produce ningún síntoma que pueda reconocer quien la padece, por lo tanto se aconseja un control periódico con el oftalmólogo para poder diagnosticarla en forma oportuna. Si se logra detectar en forma temprana habitualmente se conseguirá el objetivo de prevenir la ceguera, mediante un tratamiento con medicamentos (gotas que se aplican al ojo), procedimientos con láser, y diferentes técnicas quirúrgicas cuyo efecto es reducir la presión ocular.
Neuroftalmología
Comprende patologías de la vía óptica y anormalidades pupilares Es una subespecialidad de la Oftalmología que se ocupa de diagnosticar y tratar las enfermedades que afectan la vía visual (desde el nervio óptico que conduce las “ imágenes” hasta la corteza visual, ubicada en la parte posterior del cerebro) y las enfermedades que alteran las pupilas (las pequeñas aberturas ubicadas en el centro del iris). Estas enfermedades a veces afectan el cerebro u otras partes del sistema nervioso, por ejemplo pueden permitir diagnosticar tempranamente un aneurisma cerebral, antes de que pueda producir un desenlace grave.
Oftalmopediatría
Evita problemas visuales en el futuro Especialidad de la Oftalmología encargada de las enfermedades oculares en el periodo de desarrollo de la visión. Estas enfermedades son generalmente de buen pronóstico, como por ejemplo los vicios de refracción, que se tratan en general con anteojos. También existen otras enfermedades más complejas como el Estrabismo (que hasta los 8 años está cubierta por el GES) cuyo diagnóstico no siempre es simple, no obstante debe ser realizado en forma oportuna para evitar dificultades visuales irreversibles en la vida adulta. Lamentablemente en la etapa de desarrollo también existen enfermedades más graves como infecciones, inflamaciones, alteraciones congénitas e incluso tumores oculares, que pueden afectar gravemente la visión e incluso la sobrevida.
Orbitas
Las órbitas son las cavidades o podríamos considerarlas como el “espacio” o compartimento donde se encuentra el ojo o globo ocular. Dentro de ellas además del ojo encontramos elementos anatómicos muy importantes para el ojo como los vasos sanguíneos y nervios del mismo ojo, así como los músculos que permiten su movimiento y el nervio óptico que nace del globo para llevar la información visual dirigida finalmente al cerebro. Es lugar de múltiples enfermedades de diversa naturaleza de tipo infeccioso (por ejemplo consecuencia de una sinusitis grave), tumoral (por ejemplo tumores originados en los músculos que mueven el ojo o metástasis de otros órganos), también de tipo autoinmune, siendo la enfermedad más típica de la órbita la “Orbitopatía de Graves o Distiroidea” que se produce en personas con Hipertiroidismo o exceso de niveles de hormonas tiroideas, en que se aprecian los ojos que protruyen y que puede en casos extremos llevar a la ceguera si no existe un diagnóstico y tratamiento adecuados.
Plástica Ocular
Cirugía de carácter estética Área de la oftalmología encargada de las enfermedades de los párpados, como la dermatochalasis que produce un aspecto indeseado y más frecuente cuando se avanza en edad al igual que las “bolsas” en los párpados, ambas cosas corregibles mediante una cirugía llamada Blefaroplastia. Esta área también se preocupa de las enfermedades que afectan las vías lagrimales, que pueden producirse por diversas causas (infecciones, traumatismos, tumorales) y que tienen como consecuencia desde un simple lagrimeo constante hasta infecciones graves que pueden afectar la visión al invadir tejidos profundos.
Retina
Es la capa de tejido sensible a la luz que se encuentra en la parte posterior interna del ojo, donde las imágenes pasan a través del cristalino y son enfocadas en la retina. La retina convierte estas imágenes en señales eléctricas y las envía a través del nervio óptico al cerebro. Cualquier persona que experimente cambios en la percepción de la nitidez o del color, destellos de luces, moscas volantes o distorsión en la visión debe hacerse examinar la retina.
Trauma Ocular
Tanto el ojo como los anexos oculares (párpados, conjuntiva o membrana que recubre el ojo, y vías lagrimales) están expuestos a todo tipo de traumatismos, que pueden ser contusos o debido a objetos contundentes o de tipo abierto (por arma blanca, de fuego) y también se incluyen las quemaduras químicas (por ácidos o álcalis) y térmicas. En los casos más graves las secuelas visuales pueden ser irreversibles, en especial si existe una consulta rápida y el tratamiento no es el adecuado ni ocurre en forma oportuno.
Vía Lagrimal
Lagrimeo ocurre cuando existe una oclusión Se trata de un conjunto de conductos y aberturas que comienzan en los párpados y terminan en la cavidad nasal y permiten el normal drenaje de las lágrimas, el resto de ellas se pierden por evaporación. Los oftalmólogos que se encargan de las patologías que afectan las vías lagrimales son los Oculoplásticos, y la enfermedad más común es la obstrucción, que produce lagrimeo constante, y al agravarse infecciones a veces muy serias.